un mirlo llamado cinta

el 15 de abril de 2014 me compré el torno, sin tener dónde ponerlo… decidí llevármelo al pueblo, al montseny. lo puse en el garaje, y subía algunos días entre semana a practicar. con las puertas abiertas podía escuchar el viento bailar con los árboles, el barro girar y moverse con mis manos. esos días […]